Conviértete en una diosa de la seducción. Desde tiempos inmemoriales la seducción ha sido el arma más poderosa de la mujer. La seduccón es todo un arte, un ritual que tiene como objetivo conquistar al hombre y hacerlo caer en tus redes.

La seducción es un juego de sensualidad en el que la mujer se siente superior, capaz de dominar a cualquier hombre. Para ello, las técnicas de seducción deben de ser practicadas hasta la perfección. Si quieres dominar el arte de la seducción, y que no haya hombre capaz de resistirse a tus encantos, aquí van 4 fundamentos que te convertirán en una auténtica diosa de la sensualidad:

    • Sorprende: una llamada a una hora inesperada, llenar la habitación de velas, utilizar lencería erótica o recibirle de forma insinuante en la cama cuando él menos lo espera son algunos ejemplos de cómo sorprender a tu pareja y conseguir seducirla por completo. Seguro que cualquiera de estas ideas, o cualquier otra (sé atrevida y creativa), harán imposible que tu pareja no caiga rendida a tu sensualidad.
    • Rompe barreras: no limites tus instintos,  un beso apasionado a tu pareja hazlo, sin importar el lugar o el momento, especialmente en lugares “políticamente incorrecto”, es de los más provocador. Haz uso de toda tu sensualidad sin límites. Acaricia zonas de su cuerpo como el cuello, las manos o el pelo de forma insinuante, sin que tampoco te importe dónde te encuentras.
    • Prueba nuevas experiencias: la rutina es el gran enemigo de las relaciones de pareja, por lo que siempre que puedas procura innovar. Prueba a usar espejos en tus juegos de cama, tápale los ojos para que experimente nuevas sensaciones o átalo a la cama para someterlo a tu control. La seducción se convierte entonces en una eficaz herramienta para mantener viva la llama de la pasión.
    • Domina y toma el control: la mujer es la verdaderas especialista en el arte de la seducción. Es por ello que tienes que ser tú la que tome la iniciativa y la que lleva las riendas de este juego. Sométele a pequeños castigos y torturas, hazlo esperar o esconde tus intenciones, de esta forma, y aunque no le resulte agradable en un principio, al final conseguirás aumentar su satisfacción cuando reciba su “recompensa”.

    Descubre mucho más acerca de cómo seducir a tu pareja a través de las reuniones que organizamos en Kleido.